Ante el despido del personal de radio Xepet, hablan sus radioescuchas Ante el despido del personal de radio Xepet, hablan sus radioescuchas
Mayas peninsulares piden a las autoridades reconsideren su postura en torno a los trabajadores de radio Xepet "La Voz de los Mayas" Ante el despido del personal de radio Xepet, hablan sus radioescuchas

Por Bernardo Caamal Itzá

Comunidad maya que residen en los Estados Unidos, Riviera Maya y hasta en las modestas comunidades, piden a las autoridades que reconsideren su postura en el cese de los comunicadores de la radio Xepet, regresen a su labor y sigan con esa labor en la investigación y la promoción de la gran cultura maya.

Hasta el momento, lo único que se sabe es que mañana 31 de diciembre a partir de las 3 de la tarde, la radio transmitirá un programa especial en donde los locutores, Dianela Marín Perera, Estela Uh Balam, Gonzalo Uc Centeno, Santiago Gutiérrez Mendez y Pascual Vera Palomo, posiblemente intervengan y se despidan de su amplio auditorio mayahablante.

Xepet “La Voz de los Mayas” concluye con una etapa más activa de su intensa labor en la región centro peninsular de Yucatán, ya que este jueves 31 de diciembre, 5 de un total de 10 de sus comunicadores fueron despedidos por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) sin importar los efectos que tendría en la barra y la calidad de los programas de este importante medio de comunicación para los pueblos Mayas.

El cese, fue orden que llegó desde los altos niveles del gobierno federal –señalan los directivos de la institución en Yucatán- en donde no se consideró la importancia de estos medios de comunicación para las comunidades y pueblos originarios a la cual prestan sus servicios.

Por su parte, quienes integran la comunidad maya, en llamadas telefónicas, correos, inbox aún no alcanzan asimilar lo que sucede con el personal operativo de su amada radio que apenas celebró sus 33 años de estar al aire en la región.

De inició la decisión de cesar a los comunicadores de las radios que operan en la Península de Yucatán, sucedió al igual que existen en todo el territorio nacional, se realizó en los últimos días del mes de año – tal como sucede con las reformas promovidas por el actual gobierno en turno-, en donde la comunidad se encuentra las actividades de fin de año, en donde deja en segundo plano de lo que sucede en su país.

Luego, fueron decisiones que de inició se trató de hacer entre las sombras en todas las delegaciones de la CDI, y en algunos casos, algunos trabajadores para no tener problemas en lo futuro con su institución simple se alinearon.

-Que tengo que pelear, la idea es que regrese de nuevo en éstos lugares y además si ya me prometieron cobrar algunos centavos…

En otros casos, los trabajadores que se inconformaron por esa decisión en donde les afecta en su labor profesional son los que tienen más de 20 años en el servicio, y con eso aclara que los comunicadores que no quisieran externar su inconformidad son los que tienen apenas entre 5 a 10 años de estar trabajando, y los que denunciaron desde la forma en que se abordó o los titubeos en quienes serán despedidos por los directivos, fueron los que tienen entre 20 y 30 años de estar trabajando para su comunidad.

A estas horas aún hay mucha desinformación entre los usuarios de las radios que trabajan para los pueblos loriginarios; algunos piensan que se cerraran definitivamente éstos medios de comunicación, otros piensan que está bien así es una decisión acertada.

-No hay problema al despedirlos, ahora con la tecnología que hay basta con solo programar en una computadora la música y la hora, se soluciona el problema de la transmisión, opinan algunos, pero si lo que lo hace una radio interactiva es la activa participación de su gente, por otro lado el hecho de que comunicadores siempre estén en las comunidades, realizando entrevistas para el noticiero, o alguna información de las comunidades, en suma es para enriquecer los contenidos de los programas de la radio, de tal forma que los foros y grabación de eventos especiales de carácter ceremonial constituyen una intensa interacción entre su radio y los otros y de esa forma se cumple los preceptos de fundación y, con la información se aviva el tema del empoderamiento y la reconstitución de las raíces culturales de un pueblo, tal como sucede en las comunidades mayas.

Emigrantes desde los Estados Unidos, tantos los que residen en Miami, los Ángeles y San Francisco CA, señalan, estamos consternados por el despido de los comunicadores.

-A ellos los conocemos desde niños, con su voz nos alegraron desde que nos levantáramos para ir en la escuela, y ahora estando tan lejos, tan solo por la radio, es como estuviéramos en casa, porque estamos escuchando las voces mayas, de lo que sucede en nuestros pueblos y la música que nos alegra la vida, señalaron.

-En nuestros lugares de trabajo, a través de la magia del internet, conectamos a la Voz de los Mayas, y hasta los gringos nos preguntan ¿Qué estas escuchando? -Nos reímos y les decimos, el idioma maya, nuestro idioma…

-En sí, no hay distancias, la radio nos acompaña hasta aquí, y en verdad nos hace falta mucho, porque no solo escuchamos nuestra música sino esos cuentos que nos platican nuestros abuelos y cuando tenemos esa nostalgia o en su caso para alegrar a los nuestros, enviamos esos saludos y les dedicamos esas canciones que sabemos que les gusta escuchar nuestros hijos o nuestras parejas.

Hay radioescuchas incluso nos llaman desde Cancún, Mérida y de otras partes del mundo en donde comparten su opinión:

– ¡Es injusto lo que sucede en esta radio que tanto ha trabajado por el pueblo maya! Otros dicen cómo podemos contribuir para crear otra radio mejor que Xepet y que no dependa de ese gobierno depredador que solo ve sus intereses, y que a él no le interesa atender, porque si un día día salimos de ahí es por falta de trabajo y de oportunidades y ahora donde estamos siempre estamos viviendo bajo presión y cuando los patrones se cansen de nosotros nos mandan a volar y con la edad que tenemos que podemos hacer…

-Ahora la única radio que escuchamos en nuestro idioma, con el cese de quienes lo promueve, se aclara en realidad de esa falta de interés del gobierno.

-Nuestros comunicadores son insustituibles por la formación que tienen, hablan el idioma y son oriundos de nuestras comunidades, saben y les consta nuestros problemas, además cuentan con una formación radiofónica de primera y capacitados por personal de radio educación y de otros expertos en la materia, señalan ex comunicadores que conocen la radio y que hoy en día se solidarizan con sus amigos que fueron cesados de un día para otro.

En cada uno de los 5 comunicadores que se van, se va el alma de la radio Xepet; tal vez comisionen a las otras personas que trabajen en la radio, pero entre que se capaciten para retomar con calidad esa labor, representará un esfuerzo extraordinario de los comunicadores que se quedan,  resistir las grillas de quienes lo envían, capacitar, y a su vez en sus hombros caerá todas las actividades que implica estar al aire, y eso se notará en unos cuantos días quienes escuchen la radio.

Por lo pronto tal como señala la tradición oral sobre la ceiba sagrada, Xepet, se asemeja de nueva cuenta a esta árbol honrado los mayas cuando llegó el hombre blanco, ha tratado de cofrtar varias veces sus ramas, incluso su tronco, pero hasta el momento lo único que ha hecho es que retoñe con más vigor, mostrado de esa forma la vitalidad de una cultura que se mantiene más viva que nunca.

Redacción Con Acento