Yucatán ha tenido suerte al sumar 12 años sin sufrir el impacto de un meteoro de alta intensidad, el más reciente, Isidoro, fue en...
“La entidad ha corrido con mucha suerte, llevamos ya 12 años sin la afectación de un meteoro intenso, el más de reciente, de tristes recuerdos, fue Isidoro en 2002 y esto es peligroso porque la gente se va confiando”, afirmó Juan Vázquez Montalvo, jefe del laboratorio de hidráulica e hidrología de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).
“De acuerdo con las estadísticas cada 9 años la Península y en este contexto el territorio estatal es impactado por un huracán de alta intensidad, por lo tanto, de ninguna manera nos podemos confiar”, aseveró el especialista y expositor de la conferencia “Comportamiento de los huracanes de la temporada 2015” sustentada en el marco de la instalación del Comité Institucional para la Atención de Fenómenos Meteorológicos Extremos (CIAFEME) de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).
Vázquez Montalvo, titular también del Centro Meteorológico de la UADY, ubicado en el Campus de Ciencias Exactas e Ingenierías, subrayó que “no olvidemos que vivimos en una zona de huracanes y, nos guste o no, tenemos que prepararnos como si fuera un hecho el impacto de un gran huracán categorías tres, cuatro o cinco”.

“La única forma de enfrentar una temporada de huracanes como la que hoy inicia es preparándonos”, recalcó el especialista quien citó que los pronósticos de los organismos internacionales señalan una temporada por debajo del promedio, es decir, de 7 ciclones tropicales, 4 tormentas tropicales y 3 huracanes de los cuales, al menos uno, será intenso.

“Tengan por seguro que el CIAFEME se activará, según el protocolo, justo en el momento que se sienta la amenaza de un fenómeno meteorológico”, aseveró Vázquez Montalvo quien precisó que el nombre genérico es ciclón tropical y huracán cuando los vientos del fenómeno climático superan los 118 kilómetros por hora.
Por su parte, José de Jesús Williams, rector de la UADY, expresó, al declarar formalmente establecido el CIAFEME, que “a partir de hoy establecemos una estrecha y especial comunicación con las dependencias de nuestra Universidad y también con las instancias correspondientes de los gobiernos estatal y municipal”.
Después de agradecer la presencia de los titulares y secretarios académicos y administrativos de las escuelas y facultades de la UADY así como del Centro de Investigaciones Regionales el Rector de la UADY reiteró que “es claro que la ubicación geográfica de Yucatán nos pone en un escenario de alta probabilidad de afectación de ciclones, procedentes del Océano Atlántico, Mar Caribe y Golfo de México”.
Advirtió que a pesar de que la temporada oficial de huracanes es del 1 de junio al 30 de noviembre próximo, las condiciones climáticas no tienen fecha y como ejemplo se refirió a la tormenta tropical atípica registrada el 7 de mayo pasado.
Asimismo el Rector de la UADY recordó que la atención de fenómenos meteorológicos extremos inició en 2007 con el establecimiento del Comité Institucional de Protección Civil y fue a partir del 17 de mayo de 2013 cuando se dispuso la creación del Comité Institucional para la Atención de Fenómenos Meteorológicos Extremos.
Lo anterior para salvaguardar la integridad física de los empleados y usuarios y las instalaciones, bienes e información de la UADY ante la posibilidad de riesgo, emergencia o desastre que pudiera presentarse debido a las condiciones meteorológicas extremas.

Redacción Con Acento