Estudio revela que veneno de abejas ayuda a atacar células de cáncer de mama Estudio revela que veneno de abejas ayuda a atacar células de cáncer de mama
El cáncer, a pesar de que tiene métodos distintos para ser erradicado, sigue siendo un punto importante de investigación. Recientemente un estudio arrojó que... Estudio revela que veneno de abejas ayuda a atacar células de cáncer de mama

El cáncer, a pesar de que tiene métodos distintos para ser erradicado, sigue siendo un punto importante de investigación. Recientemente un estudio arrojó que el veneno de las abejas puede ayudar a eliminar los avances de las células cancerígenas. Aquí te contamos lo que sabemos y en qué consistió este estudio.

De acuerdo con el estudio publicado en la revista Nature, el veneno de las abejas Apis mellifera, se conforma principalmente por la sustancia melitina, que ayuda a atacar las células de los subtipos agresivos de cáncer de mama triple negativo (TNBC).

Según los investigadores, el veneno de la abeja y la melitina –la molécula que conforma la mitad del veneno de las abejas– tienen efectos antitumorales en el melanoma, en el cáncer de pulmón (de células no pequeñas); el cáncer de cuello uterino; el cáncer de páncreas; el cáncer de ovario; leucemia y el glioblastoma.

“El veneno de abeja redujo las metástasis del cáncer de mama al pulmón, inhibió el crecimiento tumoral y prolongó la supervivencia en ratones con tumores de carcinoma mamario espontáneo”, informa el estudio.

Para hacer posible esta investigación, los expertos utilizaron veneno de abejas de de Perth, Australia, Inglaterra, Irlanda y del abejorro de Bombus terrestris en Reino Unido.

Como resultado se encontró que el veneno de los insectos de Australia tiene una alta selectividad contra el cáncer, principalmente en TNBC y en líneas celulares enriquecidas con HER2. Mientras que los resultados del abejorro Bombus terrestris fue inferior al efecto del veneno que tenía la de Australia.

A pesar de que este estudio puede ser un cambio contundente para combatir el cáncer, la investigación continuará. Para que la oncología lo utilice oficialmente como tratamiento contra el cáncer.​
Fuente: Milenio

Redacción Con Acento MC