La historia de un emprendedor que enseña a cultivar cactus La historia de un emprendedor que enseña a cultivar cactus
En el mundo existen más de 1,400 especies de cactáceas, y en México están presentes casi la mitad de ellas: 669. Eso lo sabe... La historia de un emprendedor que enseña a cultivar cactus

En el mundo existen más de 1,400 especies de cactáceas, y en México están presentes casi la mitad de ellas: 669. Eso lo sabe Brasil Canales Gordillo, estudiante del doctorado en Ciencias Biológicas y por eso hoy se dedica a enseñar a otras personas a cultivar este tipo de plantas.

Somos el país con más especies de cactus y no estamos en los primeros lugares de cultivo, es algo que no explotamos”, comentó el alumno de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Por el contrario, en México hay mucho saqueo de estas plantas, y por eso debemos aprender a aprovechar mejor nuestros recursos”.

Brasil empezó a cultivar cactáceas por hobby desde 2013, cuando estudiaba la carrera de Biología –también en la UNAM– y se dio cuenta que, como él, había mucha gente interesada en ese tema en todo el mundo.

Hay países en Europa o Asia en donde pagan miles y miles de dólares por algunos cactus, he visto plantas que cuestan lo que vale una casa o un coche”, aseguró el estudiante y emprendedor de 28 años.

“Principalmente, son plantas ornamentales que son cultivadas y tienen muchos fans en países como Tailandia, China o Japón, en donde hay gente que se vuelve loca por ellas”.

Desafortunadamente, advirtió, hay un mercado de cactus saqueados y que se venden de manera ilegal en el mercado internacional. “Pero hay muchos cultivares que son el equivalente a las razas de perro, ya que son variedades creadas en invernadero por selección artificial”, apuntó Brasil.

Las cactáceas cultivadas son muy apreciadas, explicó, y hay algunas especies que hoy están de moda entre los coleccionistas y tienen mucha demanda en el mundo.

Una de ellas son los astrophytum, que son del desierto de Chihuahua; también los ariocarpus, que son otras del norte de México y del sur de Estados Unidos”, ejemplificó.

En México todavía hace falta que las personas entiendan el valor de los cactus cultivados, opinó. “Creo que eso se puede cambiar”, aseguró.

Hace unos años, después de cultivarlas, Brasil intentó vender algunas cactáceas a través de Facebook; sin embargo, se interesó más por impartir cursos y talleres para acercar a las personas al cultivo con el fin de que pudieran tener un ingreso extra con esa actividad.

Para promover su cursos, empezó a subir videos cortos en Facebook e Instagram, donde encontró que muchas personas estaban interesadas en el tema.

También hacía dinámicas para regalar semillas con el fin de que la gente pudiera cultivar; entonces, una persona de Facebook me contactó porque le gustaba lo que hacía”, recordó.

Fue en ese momento cuando su empresa, Mohabe Cactus, empezó a crecer y a convertirse en negocio gracias a que utilizaba mejor las herramientas de Facebook para llevar a más personas su mensaje.

“La gente de Facebook se acercó para enseñare cómo hacer mejor las cosas, porque antes yo lo hacía como a mí se me ocurría; me corrigieron ciertos errores que tenía”, comentó.

Así, con sus videos semanales y otros contenidos, pasó de unos 500 seguidores a tener 3,000 en un lapso de seis meses.

La gente se interesa más mientras más interactúas con ella; no es solamente subir memes o fotos, sino que la gente tiene que ver que hay una persona detrás de las redes con quien pueda platicar”, subrayó.

Hoy, todos sus cursos se venden y es una actividad que puede combinar con sus estudios. “Mi objetivo, que es que la gente se acerque al cultivo, se ha cumplido bastante bien”, indicó.

Prejuicios y mala legislación

Aunque las personas que se interesan por el cultivo de este tipo de plantas son de diferentes perfiles, el emprendedor reveló que todavía persisten algunos prejuicios con respecto a esta actividad.

Hay gente que lo toma a broma, que considera que cultivar plantas es una cosa de señoras, pero muchos productores que conozco a veces son chavos y hay más hombres; todavía hay ideas retrógradas”, abundó.

Brasil destacó que, a partir de que se dedica a estas plantas, sabe que hay que cambiar muchas cosas en México en cuanto a legislación. “Las políticas ambientales tienen muchas fallas”, afirmó.

Sobre los buenos resultados que ha tenido, dijo que se deben a que no ha perdido de vista su objetivo principal.

El éxito es porque lo hago por gusto y porque no busco solamente ganar dinero, sino que, en realidad, lo que quiero es que la gente se interese en esto”, mencionó.

Brasil participó en el evento “Impulsa con Facebook” hace unos días, en donde esta empresa convocó a emprendedores para mostrar las ventajas de sus herramientas de negocios.

Fuente: López-Dóriga Digital

Redacción Con Acento MC