La película Roma es proyectada con traducción al náhuatl La película Roma es proyectada con traducción al náhuatl
CIUDAD DE MÉXICO.- A tres días de la entrega de los premios Oscar, la comunidad indígena de Cuentepec, en Morelos, se convirtió en la primera en... La película Roma es proyectada con traducción al náhuatl

CIUDAD DE MÉXICO.- A tres días de la entrega de los premios Oscar, la comunidad indígena de Cuentepec, en Morelos, se convirtió en la primera en disfrutar de la proyección de la película “Roma”, de Alfonso Cuarón, en lengua náhuatl.

La función, organizada por Ecocinema, es la primera que se realiza con traducción simultánea. El objetivo es impulsar la salvaguarda de las lenguas originarias, en este caso el náhuatl (con más de un millón 700 mil hablantes en todo México).

Desde temprana hora, el crew de Ecocinema comenzó con la logística de la proyección y una camioneta recorrió las calles de Cuentepec, municipio de Temixco, Morelos, anunciando la función. El “spot”, también en náhuatl, invitaba a la gente a acudir a la explanada a las 18:30 horas.

Entre la población, en su mayoría adultos mayores, adolescentes y niños, había emoción y también un poco de desconcierto, pues todos se preguntaban qué habría, cuál película sería y si tendría algún costo.

En punto de las 18:30 horas el turno vespertino de la escuela primaria indígena Kuentepetsin concluyó sus actividades, y niños acompañados por sus mamás se acercaron a la plazuela, donde se llevó a cabo la proyección.

Niños, mujeres y hombres de edad avanzada fueron los primeros en acudir al llamado de Ecocinema y de la Unidad de Pueblos y Culturas Populares del Ayuntamiento de Temixco.

Detrás de varias filas de sillas se situaron dos hombres y dos mujeres, Moisés Bello Estrada, Benito Pérez Suárez, Angélica Ayala y Érika González, quienes fueron los encargados de traducir el español al náhuatl.

Horas antes, estos jóvenes -licenciados en Educación Indígena- tuvieron la oportunidad de ver la película, a fin de conocer la historia y facilitar la interpretación durante la función.

Hemos comprendido la historia y los diálogos, lo que haremos es interpretar los diálogos en lengua náhuatl para que la idea y los mensajes sean más entendibles para la gente“, comentaron los profesores en entrevista con Notimex.

Y es que Cuentepec es la única comunidad de Morelos donde el náhuatl se habla como idioma cotidiano. De ahí que sus escuelas sean bilingües (español y náhuatl).

A decir de Angélica Ayala, esta era la primera vez que iba a hacer doblaje.

Estoy un poquito nerviosa, pero contenta porque la verdad me siento identificada con Yalitza, porque pertenecemos a una comunidad originaria”, expuso con gran emoción.

A sus 33 años de edad, la egresada de la licenciatura en Educación Indígena aseguró que ver una película protagonizada por una mujer indígena la inspira a creer que todo se puede hacer en esta vida.

Ella está siendo un ejemplo de superación para todos nosotros”, dijo.

En su oportunidad, Érika González manifestó su emoción por ser parte de este encuentro, toda vez que al hacerlo en náhuatl, “las ideas serán más cercanas a las nuestras (su comunidad) y más porque nos vamos a sentir identificadas porque al igual que ella somos mujeres indígenas”.

Ya en la función, los cuatro jóvenes tenían puesta su atención en la película y aunque lucían nerviosos, también sonreían porque veían cómo los niños y adultos se sorprendían de poder escuchar la película en su propia lengua.

Eran decenas de niños y adultos mayores quienes ocupaban las sillas, todos ellos con un traductor en mano. Al comenzar la película todos enfocaban su mirada a la gran pantalla inflable, la cual es alimentada completamente por energía solar.

Atentos, los espectadores disfrutaban de la película traducida a su lengua materna. Una de las escenas que generó risa entre ellos fue cuando “Cleo” (Yalitza Aparicio) le responde a “Pepe” (Marco Graf) que no podía responderle porque estaba muerta, mientras lo acompaña recostada sobre el tragaluz.

La función transcurrió entre risas y miradas entre los más jóvenes, quienes parecían sentir empatía con los diálogos de los niños. Los adultos, por su parte, no apartaban la vista de la pantalla, apreciando los sonidos y paisajes de la ciudad. (Fuente: Excélsior)

Redacción Con Acento KE