Por no usar cubrebocas, mujer arma berrinche tras negarle atención en KFC Por no usar cubrebocas, mujer arma berrinche tras negarle atención en KFC
Desde que se implementó el uso del cubrebocas para reducir los contagios por coronavirus, han trascendido noticias sobre personas que no quieren utilizarlo, por... Por no usar cubrebocas, mujer arma berrinche tras negarle atención en KFC

Desde que se implementó el uso del cubrebocas para reducir los contagios por coronavirus, han trascendido noticias sobre personas que no quieren utilizarlo, por lo que han protagonizado tremendos berrinches en lugares públicos. Tal es el caso de una mujer en Fresno, Estados Unidos, quien realizó un “pancho” luego de que los trabajadores de un establecimiento de comida rápida negaran atenderla por no portar la mascarilla.

En redes sociales circula el video en el que se ve a la mujer totalmente alterada gritándole al personal de KFC, mientras que en otras secuencias se puede apreciar que cuando se niegan a atenderla, ella decide subirse al mostrador para continuar insultando a los empleados ante la mirada desconcertada de las personas que se encontraban en el restaurante.

Más tarde, los trabajadores de la cadena de comida rápida se alejan del sitio y le indican que no pueden darle los alimentos que está exigiendo, ya que debe de portar un cubrebocas para estar en el establecimiento y le puedan brindar el servicio. Además, los empleados le advirtieron que si atendían su orden podían ser despedidos.

En el clip compartido por el usuario leahmaechastain en TikTok se puede ver que la mujer, quien portaba un short, unas botas y una mochila se paseó por el mostrador y pateó todo lo que se encontraba a su paso para causar daños en el establecimiento.

Hasta el momento se desconoce la identidad de la mujer, quien enfureció luego de que los empleados no cumplieran sus deseos de recibir su orden de pollo, la cual quería que se la dieran rápido, ya que “tenía hambre”, apuntó.

Tras gritarles a los empleados y de subir al mostrador, la mujer amenazó a los empleados con “despedirlos” y luego se retiró mientras los comensales continuaban mirándolo sin poder creer lo que había sucedido.

Fuente: Milenio

Redacción Con Acento MC