Sonda de NASA envía imagen de objeto celeste más alejado Sonda de NASA envía imagen de objeto celeste más alejado
EEUU (Agencias).- La sonda espacial New Horizons, de la NASA, sobrevuela con éxito Ultima Thule, el objeto celeste más lejano que la humanidad ha explorado hasta ahora,... Sonda de NASA envía imagen de objeto celeste más alejado

EEUU (Agencias).- La sonda espacial New Horizons, de la NASA, sobrevuela con éxito Ultima Thule, el objeto celeste más lejano que la humanidad ha explorado hasta ahora, a unos 6.400 millones de kilómetros de distancia de la Tierra en el llamado cinturón de Kuiper, una de las regiones más remotas del Sistema Solar.

La misión busca comprender mejor la formación de los planetas y la presencia de la vida en la Tierra analizando este vestigio congelado de unos 30 kilómetros de diámetro que los investigadores consideran una auténtica “cápsula del tiempo”.

“¡Confirmado! New Horizons ha sobrevolado el objeto celeste más distante jamás visitado por una nave espacial. ¡Felicidades al equipo!”, ha señalado el jefe de la NASA, Jim Bridenstine, en su cuenta oficial de Twitter. El acercamiento se ha producido sobre las seis de la mañana de este 1 de enero, hora peninsular española, pero la señal ha tardado diez horas en llegar a la Tierra.

Bridenstine ha celebrado que la agencia espacial estadounidense, junto a sus colaboradores en esta misión, la Universidad Johns Hopkins y el Instituto de Investigación Southwest, “han vuelto a hacer historia otra vez”, recoge Efe.

Una “cápsula del tiempo” de más de 4.500 millones de años

El investigador que lidera la misión, Alan Stern, del Instituto de Investigación Southwest, ha explicado que Ultima Thule es como una “cápsula en el tiempo, que nunca antes hemos visto y que nos lleva a 4.500 millones de años atrás”.

En una rueda de prensa ofrecida este 1 de enero por la tarde, los científicos han mostrado las primeras imágenes captadas por la New Horizons de este cuerpo celeste, todavía de muy baja resolución. Se trata de un solo asteroide con una forma similar a un cacahuete o un bolo. En un principio se había barajado la posibilidad de que fueran dos objetos planetarios distintos.

Ultima Thule, que fue el nombre elegido por el público en una convocatoria de la NASA para nombrar al objeto conocido hasta ese momento como 2014 MU69, proviene de un término de origen griego usado por geógrafos romanos y medievales para indicar un lugar “situado más allá del mundo conocido”.

De acuerdo a la NASA, la sonda New Horizons, que ya inspeccionó Plutón en 2015, tomará fotografías de alta resolución de Ultima Thule durante 72 horas desde 3.500 kilómetros de distancia con el objetivo de reconocer su superficie y composición y averiguar si tiene atmósfera u otros cuerpos celestes alrededor.

Ultima Thule está ubicado en una de las regiones más remotas del Sistema Solar, conocida como el cinturón de Kuiper, en honor al astrónomo que predijo su existencia en la década de los años cincuenta, Gerard Kuiper.

La nave New Horizons estuvo seis meses de hibernación hasta junio de este año, cuando retomó su trayecto a este misterioso objeto celeste, de apenas 30 kilómetros de diámetro, informa Efe.

Redacción Con Acento